Política

TUCUMÁN

Desaparición de Luis Espinoza: se habría quebrado el pacto de silencio entre los policías

Una versión extraoficial afirma que dos policías habrían declarado que el cuerpo del joven fue llevado en el auto particular del comisario.

Viernes 22 de mayo | 11:30

Se cumple una semana de la desaparición de Luis Espinoza y todo apunta contra los policías. Espinoza, 31 años y trabajador rural, quedó en medio de un operativo que policías de la comisaría de Monteagudo realizaron en el paraje El Melcho. Luis iba acompañado de su hermano Juan Antonio, quién también fue víctima de la golpiza.

“Mi hermano justo cuando me estaban pegando, se ha bajado del caballo y les dijo que no me peguen. Ahí sacan la pistola y le disparan. No lo ubico al policía pero es un rubio”, relató Juan Antonio. Él no alcanzó a distinguir qué pasó con Luis. “No alcanzo a ver bien porque justo me pegan en la cabeza y me tiran al piso. Y de ahí él ha desaparecido, no sabemos qué le han hecho”, denuncia. La fiscalía caratuló la causa como desaparición forzada.

Se resquebraja el pacto de silencio

La primera versión de los policías fue que los disparos habían sido al aire. Los policías detenidos fueron citados a prestar declaraciones y, según indican versiones periodísticas, se habría quebrado el pacto de silencio entre los policías. En la noche del jueves, los policías Ardiles y Paz habían declarado lo que sabían y habrían admitido una participación menor en el encubrimiento

Según estas declaraciones, el cuerpo de Luis Espinoza habría fue llevado entre cuatro policías en el auto particular del comisario Rubén Montenegro y ocultado en la zona de Alpachiri.

En la mañana de hoy se realizó un allanamiento en la comisaría de Monteagudo, mientras el rastrillaje se reorienta para la zona de Alpachiri.

Desaparición de Luis Espinoza: dos policías ya tenían denuncias por la muerte de un joven

La investigación se cerca sobre los policías

Recién el miércoles 20 fueron detenidos nueve policías y un civil. Durante la investigación comienzan a salir datos que reforzaron la hipótesis de un asesinato a manos de la policía.

En una camioneta particular perteneciente a la oficial Miriam González se encontraron restos de sangre. Además, el operativo policial -una redada contra carreras cuadreras que se realizaban en la zona- no quedó asentado en el libro de la comisaría. Claramente, tampoco se asentó que Juan Antonio Espinoza estuvo esposado y detenido cerca de una hora.

Tras una búsqueda frustrada, familiares fueron a realizar la denuncia a la comisaría de Monteagudo. Allí fueron atendidos por el comisario Montenegro, quien les respondió que todavía no había pasado el tiempo suficiente para darlo por extraviado. Los policías pusieron en conocimiento a la fiscalía de los hechos del viernes recién en la tarde del sábado.

Los rastrillajes en la búsqueda de Luis continúan, mientras se reclama al gobierno de Juan Manzur y al Estado su aparición con vida.

Declaración del EMVJ ante la desaparición de Luis en Tucumán






Temas relacionados

Luis Espinoza   /   Desaparición forzada   /   Violencia policial   /   Libertades Democráticas   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO