Política Estado Español

FRANQUISMO

Expresidentes y burócratas sindicales envían carta de apoyo al represor franquista Martín Villa

Comienza el juicio al exministro franquista Rodolfo Martín Villa, el único por ahora de la llamada Querella Argentina a los crímenes del franquismo. Cuatro expresidentes, cuatro exsecretarios de CCOO y UGT y más representantes políticos advierten a la jueza con una carta de apoyo al represor conocido como “la porra” de la Transición.

Miércoles 2 de septiembre | 17:14

El 3 de septiembre está previsto el inicio de las declaraciones por vía telemática de Martín Villa ante la jueza María Romina Servini de Cubría por “delitos de homicidio agravado”. Justo antes de su celebración, ya con 85 años Martín Villa recibe un nuevo favor por los servicios prestados al franquismo y al actual régimen heredero del mismo.

El escrito de apoyo fue firmado firmado por los expresidentes Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, los exsecretarios generales de UGT y CCOO Nicolás Redondo, Cándido Méndez, Antonio Gutiérrez y José María Fidalgo, dos "padres de la Constitución" –Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y Miquel Roca–, los exministros Eduardo Serra, Rafael Arias-Salgado, Marcelino Oreja y Josep Borrell, el senador Jaime Ignacio del Burgo, el exministro en Chile Enrique Krauss y el exministro portugués Jaime Gama. Finalmente CCOO y UGT se desmarcaron de las declaraciones de sus exsecretarios.

Pero, ¿quién es Martín Villa?

Su carrera política se desarrolla fundamentalmente en las Cortes franquistas y en varios ministerios durante la Transición, como Relaciones Sindicales (1975-1976), Interior (1976-1979), Administración Territorial (1980-1981) o la Vicepresidencia (1981-1982). A pesar de ser apodado “la porra”, el pasado como represor franquista de Martín Villa no es un problema para el Régimen del 78 a la hora de “devolverle los favores”.

Fue diputado por el PP entre 1989 y 1997, presidente de Endesa entre 1997 y 2002, presidente de Sogecable (sección de televisión del Grupo Prisa) entre 2004 y 2010, consejero del “banco malo” Sareb en 2012 y a partir de 2013, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas desde 2013.

¿Por qué presidentes y burócratas sindicales apoyan a un represor franquista?

El contenido no es sorprendente, teniendo en cuenta que tanto los presidentes “de la democracia” como las cúpulas sindicales de CCOO y UGT fueron importantes garantes de un régimen continuista con el franquismo en el que la figura de Martín Villa es sólo un ejemplo.

El asesinato de los abogados de Atocha y la “reforma pactada” del Partido Comunista

Por ejemplo, Zapatero afirma que contribuyó "a afianzar el nacimiento de la democracia en mi país" y González propone "depurar responsabilidades de los que, a mi juicio, de mala fe lo instaron”, mientras que el exsecretario de CCOO Antonio Gutiérrez señala que "evitó la violencia siempre que pudo" o los exsecretarios de UGT Méndez y Redondo lo sitúan "buscando la reconciliación entre españoles".

Por otra parte, la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina contra los Crímenes del Franquismo (CEAQUA) ha calificado este escrito de “intento burdo y grotesco de ejercitar una presión política sobre la Jueza Servini, inaceptable desde cualquier punto de vista estrictamente jurídico-procesal y desde un punto de vista democrático".

A esta vista llegan 13 delitos de homicidio agravado, imputando la participación de Martín Villa en episodios como la matanza del 3 de marzo de 1976 o los sucesos de Sanfermines 78, con varios muertos y cientos de heridos por las fuerzas represivas, entre otros episodios. Las asociaciones Sanfermines 78 Gogoan! y Martxoak 3 Elkartea de supervivientes de Iruña y Gasteiz, entre otras, integran CEAQUA. Sin embargo, el total de víctimas es aún mayor.

Aunque su responsabilidad en la masacre de trabajadores del 3 de marzo en Vitoria-Gasteiz tiene lugar como Ministro de Relaciones Sindicales, sería entre julio de 1976 y abril de 1979, durante su control de las fuerzas represivas como Ministro de Interior, cuando tuvieron lugar 41 asesinatos a manos de fuerzas policiales y 17 asesinatos a manos de fuerzas de terrorismo fascista amparadas por la policía.

La masacre de Vitoria ’76 contada en 10 viñetas

Ésta podría ser la primera vez que un represor franquista se sienta en el banquillo y no en la silla del juez, debido a la Ley de Amnistía de 1977, que hacía “no juzgables” los crímenes cometidos por las autoridades franquistas hasta esa fecha (aunque su impunidad continuase realmente más allá de dicho año). Debido a la vigencia actual de esta ley de “punto y final” en el Estado español, varias asociaciones de memoria tratan de recurrir desde hace ya 10 años a la justicia argentina aún sin éxito, debido a las constantes intromisiones de la diplomacia española.

El 14 de abril de 2010 diversas organizaciones de memoria histórica y derechos humanos argentinas y españolas, presentaron en Buenos Aires una querella contra diversos responsables de los crímenes de la dictadura. Los autos de la jueza consideran a Martín Villa como “responsable de la represión” y que “los hechos de los que resulta responsable” deberían ser sancionados con “penas de reclusión o prisión perpetua”.

Los obstáculos del Estado español para que represores como Billy el niño o Martín Villa se sentaran en el banquillo de la “querella argentina” han sido muchos, tanto por parte de la Judicatura como de los diferentes gobiernos. Sin embargo, ello no significa que las esperanzas de acabar con la impunidad de los crímenes del franquismo recaiga sobre un tribunal de la justicia argentina.

La impunidad de los crímenes de la dictadura es un pilar y un consenso clave del Régimen del 78 y cada sentencia que avance contra la exención de cargos de los represores franquistas es fruto de la presión ejercida por la lucha. El escrito de apoyo a Martín Villa precisamente evidencia el compromiso del Régimen del 78 con su herencia franquista, señalando hacia el combate a esta democracia para ricos como la vía para realmente cortar con el pasado franquista y su impunidad.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   Ley franquista   /   Represión franquista   /   Querella Argentina   /   Franquismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO