Mundo Obrero

DEBATE

La marcha en apoyo al gobierno y la participación de Amsafe Rosario

Sindicatos y movimientos sociales se movilizaron bajo la consigna “la deuda es con el pueblo”, pero sin denunciar al gobierno. Rosario no fue la excepción. ¿Por qué Amsafe Rosario cayó en la trampa?

Jueves 13 de febrero | 15:46

Foto: Prensa Amsafe Rosario

La concentración en la Bolsa de Comercio de Rosario evitó denunciar que es el peronismo quien está pagando con las penurias populares: congelamiento de jubilaciones, eliminación de cláusulas gatillo, aumentos de la canasta básica, la estafa contra quienes tomaron créditos UVA y legalizando la deuda odiosa de Macri y el FMI que macristas y peronistas votaron sin “grieta” con la sola oposición de Nicolás del Caño y Romina del Plá.

Mientras tanto, a las mineras y petroleras se les baja las retenciones, el campo sigue pagando lo mismo que con Macri y los bancos salen absolutamente indemnes.

Muchas compañeras y compañeros participaron de esta movilización con el convencimiento de rechazar en serio al FMI y el pago de la deuda. Sin embargo, el objetivo de quienes la convocaban no fue rechazar el pago de la deuda externa, sino, simular dureza para fortalecer la negociación del gobierno nacional para la reestructuración, es decir la legalización de la estafa. Que el acto haya cerrado con la marcha peronista muestra a las claras esto que señalamos.

Las declaraciones de Cristina Fernández en la Habana planteando que hay que investigar la deuda cumple un rol similar. Pero quedó en evidencia cuando ante la pregunta de Nicolás del Caño, el ministro de Economía Martín Guzmán negó que el gobierno tomase el camino de la investigación.

¿Por qué participó entonces Amsafe Rosario?

La mayoría de la Comisión Directiva de Amsafe Rosario impulsó la participación de esta movilización argumentando que era unidad en la lucha, un “frente único”. Pero este tipo de frente corresponde hacerlo cuando las consignas por las cuales se convoca a la acción son en defensa de derechos de los sectores populares frente al ataque de gobiernos y/o empresarios, aunque siempre manteniendo la independencia y sin bajar banderas.

El acto de ayer nada tuvo que ver con esto. Sin paro ni asambleas en los gremios (excepto Amsafe) y mucho menos el inicio de un “plan de lucha” para derrotar al FMI y los planes de ajuste en curso, fue una movilización de carácter político donde se evitó denunciar con nombre y apellido a quienes ya niegan día tras día la petición de la marcha en cuestión. Decir otra cosa no solo desconocería el contenido de la movilización sino que embellecería a quienes no luchan sino que hacen meras declaraciones.

Antonio Ratner, del sindicato de Municipales, lo dejó bien en claro: "Esta medida no es contra el gobierno, al contrario, es para sostener al gobierno para que vea un pueblo unido y movilizado y que lo va a alentar a discutir en la mejor forma para que no se apliquen esas recetas al pueblo".

Ante un escenario así, correspondía poner todo el empeño y fuerza en generar un espacio alternativo e independiente de todos los gobiernos que no ocultase las responsabilidades y medidas anti populares de la actual gestión.

Amsafe Rosario tiene la autoridad histórica y moral para desarrollar políticas en estos sentidos apelando, en principio, a los compañeros y compañeras de ATE Rosario, SiPruS, COAD, Aceiteros, etc.

¿Pero cómo pasó esto?

Es la pregunta de algunas compañeras y compañeros. Por eso es relevante en el debate cómo se definen estas acciones.

La reunión de delegades del martes pasado fue convocada con un día de anticipación a la marcha. Esto quiere decir que las reuniones entre los distintos gremios se venían realizando desde hace varios días. Allí participaron representantes de Amsafe Rosario sin discutir previamente en las bases, es decir, de manera inconsulta. Tampoco convocaron inmediatamente a un plenario de delegades para discutir qué propuesta llevar desde el gremio, sino que se esperó hasta el día antes de la movilización para actuar con los hechos consumados.

En la reunión de Comisión Directiva compañeres de Tribuna Docente, Docentes en Marcha y de Alternativa Docente plantearon reparos ante esta política, pero ante la negativa de la mayoría, aceptaron que en la reunión de delegades se plantee solo la convocatoria a la marcha en cuestión sin expresar al conjunto de los y las delegadas cuáles son los debates abiertos, ya no con otros gremios sino en nuestra propia seccional. Un importante error ya que la pelea unificada de nuestras organizaciones hubiese tenido buenas chances de fortalecer un polo que denuncie al gobierno y la oposición por la entrega al FMI y los bonistas.

Tampoco en la reunión de delegades se explicitó por parte de la Comisión Directiva de Amsafe Rosario cuáles son los puntos programáticos de la convocatoria de este sector del sindicalismo. Ni siquiera estuvo mencionado como uno de los puntos a discutir en la convocatoria al cuerpo de delegades. Esta información es la que permite al conjunto del activismo poder tener todos los elementos que le permitan posicionarse, plantear alternativas superadoras, etc. Es la manera que sectores cada vez más amplios se involucren en los debates políticos que hacen a la vida de los y las trabajadores y que vayan surgiendo nuevas camadas dirigentes que oxigenen nuestra seccional.

La independencia política y la democracia de base, siempre

Nuestra intención es hacer un debate fraterno sobre cuál es la manera de fortalecer un sindicalismo combativo, antiburocrático, clasista e independiente de todos los gobiernos. Creemos que el intercambio de opiniones abierto permite fortalecer nuestra seccional en oposición al verticalismo patronal del sindicalismo peronista.

Es por ello que desde la agrupación Marrón en el PTS-FIT, parte del Frente 4 de Abril en Amsafe, alertamos en la última reunión de delegades sobre el carácter de esta convocatoria y llamábamos a ser parte de una convocatoria independiente que plantee el no al pago de la deuda que negocia el gobierno y denuncie sus ataques.

Que nuestra seccional no haya trazado esta perspectiva significó un importante paso en falso en referencia a la independencia política de todos los gobiernos que mantuvimos durante más de una década, poniendo, por el contrario, toda su historia y prestigio a jugar en un frente político y sin diferenciación clara, nada más y nada menos, que con la fuerza que es nuestra patronal en el orden nacional y provincial.

Un paso en este sentido, sería realizar un llamado urgente a un plenario de base de todas las seccionales opositoras a la conducción provincial y abierto a toda la docencia opositora del resto de los departamentos. Ponerle fecha a un encuentro de coordinación democrática y de base de cara a la dura pelea paritaria que ya comenzó con fuertes ataques desde los gobiernos nacional y provincial, también depende exclusivamente de la voluntad política.






Temas relacionados

AMSAFE   /   Agrupación Marrón   /   Peronismo   /   Rosario   /   FMI   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO