Economía

Deuda

A los pies del FMI: Guzmán se reunió con Kristalina Georgieva

El ministro de Economía mantuvo un encuentro con la titular del Fondo y con David Lipton, uno de los funcionarios de la titular del Tesoro de los EE. UU., Janet Yellen. El Gobierno insiste con alcanzar un acuerdo con el FMI, que implicará un mayor ajuste en un país con casi 19 millones de pobres.

Martes 12 de octubre | 22:12

Foto: Twitter.

Martín Guzmán se reunió con Kristalina Georgieva después de ser ratificada para permanecer al frente del FMI, en el marco de la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial que se lleva a cabo en Washington. El Gobierno sigue con las negociaciones para alcanzar un acuerdo de Facilidades Extendidas con el Fondo y honrar la deuda ilegal, que implicará la injerencia del organismo en el país al menos por una década.

Antes de esa reunión, Guzmán fue recibido en la secretaría del Tesoro de EE. UU., por David Lipton, principal asesor de la titular del organismo y responsable del histórico préstamo al gobierno de Mauricio Macri. Lipton estuvo acompañado por Andy Baukol, subsecretario de Relaciones Internacionales del Tesoro.

En el encuentro con el Fondo estuvieron presentes el director por el Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos; la subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack; y el jefe de la misión para Argentina, Luis Cubeddu.

El ministro tuiteó al finalizar la reunión: "Valioso encuentro con la directora gerente del FMI para avanzar en resolver la deuda insostenible con el organismo", y agregó que "esperamos que su conducción siga dando pasos que cambien el ethos del FMI, dejando atrás aquel moldeado por el poder financiero global que contribuyó a un mundo más desigual e inseguro por otro que favorezca un desarrollo sustentable de los pueblos. Seguiremos ayudando a ello". En tanto, Georgieva tuiteó que fue un "muy buen encuentro" y que esperan "construir una recuperación más sostenible e inclusiva". Guzmán embellece al Fondo, no hay un nuevo FMI, siguen sus recetas de ajuste en los países donde otorgan los préstamos.

Te puede interesar: Deuda y dependencia: 7 mitos y verdades sobre su rol en el hundimiento del país

El Gobierno solicita al FMI la quita de los sobrecargos en tasas de interés de los préstamos. Según establece su estatuto, el Fondo cobra una tasa de 200 puntos básicos, o 2 puntos porcentuales, sobre los préstamos pendientes por encima del 187,5 % de la cuota de un país, subiendo a 300 puntos básicos si un crédito permanece por encima de ese porcentaje luego de tres años, lo cual implicaría a la Argentina un costo extra de unos U$S 900 millones al año si se mantuvieran estas condiciones, según los cálculos del Ministerio de Economía. En tanto, la agencia Bloomberg difundió que el organismo rechazó ese pedido, en el artículo señaló que "el Directorio rechazó una propuesta para discutir el alivio temporal de los sobrecargos". Pero el Gobierno desmintió esa información. Habrá que ver si el FMI está dispuesto a dicha concesión.

El ministro de Economía comenzó su actividad en Washington el lunes con un encuentro de trabajo con el staff del FMI, en el que se abordaron aspectos técnicos de la negociación para la reestructuración de la deuda. Guzmán inició así una semana en la que mantendrá una serie de reuniones con funcionarios del organismo y de otros países. A la delegación argentina se sumará por estos días el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien se reunirá con inversores en Nueva York.

Por su parte, este martes Alberto Fernández se reunió con empresarios y les adelantó que el acuerdo con el FMI no se cerrará en lo que queda de este año sino durante el primer trimestre del año que viene.

Hay que rechazar el acuerdo con el Fondo

Un acuerdo de Facilidades Extendidas es un préstamo más duro en condicionalidades: incluye exigencias de reformas estructurales (laboral, previsional y tributaria) y mayor ajuste (menos presupuesto para salud, educación, vivienda). El Gobierno elije este acuerdo para obtener varios años de gracia en el pago de la deuda, pero serán años de contrarreformas y recortes donde además en unos años empezarán los pagos fuertes, y hay que agregar el pago de la deuda con los privados. Los dólares que se junten se destinarán al pago de la deuda, así el esquema económico estará sometido al rigor del Fondo.

El Gobierno denunció el endeudamiento macrista, sin embargo no realizó ninguna investigación y siguió pagando. La histórica referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas señaló en una entrevista sobre la deuda que “el pueblo no merece este trato. Estamos pagando lo que no debemos y si el propio Presidente dijo que la deuda era una estafa, las estafas no se pagan”.

Desde que asumió Alberto Fernández se pagaron U$S 4.216 millones al FMI, una suma que equivale a una ronda de IFE de $ 50.000 para 8.213.611 personas o a 6.412.976 jubilaciones de $ 64.000 o la construcción de 117.337 viviendas. Mientras se honró la deuda, se recortaron las jubilaciones, los salarios públicos en términos reales, se eliminó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), entre otras reducciones. El oficialismo votó un Presupuesto de ajuste en el Congreso, a medida del Fondo. La prioridad del Gobierno no fue atender las necesidades sociales sino pagar la deuda. Como sostuvo la izquierda, era imposible sostener los pagos de deuda sin atacar al pueblo trabajador.

Hay que rechazar el acuerdo con el Fondo y movilizarse por el desconocimiento soberano de la deuda junto a otras medidas como la nacionalización de la banca y el comercio exterior para reorganizar la economía en función de las necesidades de las mayorías y no de unos pocos.






Temas relacionados

Martín Guzmán   /   Kristalina Georgieva   /   Endeudamiento   /   Deuda   /   Deuda externa   /   FMI   /   Deuda pública   /   Economía Nacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO