Internacional

PANDEMIA Y POLÍTICA

Conmoción en Rusia: investigaba vacuna contra el covid-19, murió tras caer de un piso 14

El cuerpo de Alexander Kagansky fue hallado semidesnudo y con heridas de arma blanca. Estaba en casa de amigos en San Petersburgo. Hay una persona detenida acucsada de homicidio.

Lunes 21 de diciembre de 2020 | 13:56

Alexander “Sasha” Kagansky, científico ruso de 45 años que trabajaba en el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus, murió este fin de semana tras caer de un piso 14 en la ciudad de San Petersburgo.

Kagansky vivía en Vladivostok, ciudad portuaria de Rusia cercana a las fronteras con China y Corea del Norte, a 9.500 kilómetros de donde vivían amigos a los que fue a visitar y donde finalmente encontraría la muerte.

Leé también El virus, el sistema y la guerra por las vacunas

Según reportaron las autoridades rusas, el cuerpo del científico fue hallado por una vecina del barrio, quien al verlo inmóvil, en ropa interior y con signos de agresiones con arma blanca dio aviso a la Policía. Poco después una persona fue arrestada acusada de “homicidio”.

Sasha Kagansky, profesor asistente en Vladivostok, era reconocido por su trabajo en la investigación del cáncer. Estudió en Rusia y en Estados Unidos, donde se doctoró en Biología Molecular. Trabajó trece años en Edimburgo, integrando la Unidad de Genética Humana del MRC y el Instituto de Genética y Medicina Molecular de la Universidad de Edimburgo.

Leé también La pandemia y el nacionalismo de las vacunas

El científico dirigía el Centro de Medicina Genómica y Regenerativa de la Facultad de Biomedicina de la Universidad Federal del Lejano Oriente en Vladivostok y era miembro de la Gobal Young Academy (GYA), un organismo de jóvenes científicos.

Su muerte se da en el marco de la expectativa mundial por el resultado de la aplicación masiva de las vacunas contra el covid-19 producidas por laboratorios de varios países. En el caso de Rusia, la Sputnik V es parte de las vacunas más renombradas a nivel internacional y una de las primeras en ser aplicadas tanto en el país de origen como en otros latitudes, incluyendo Argentina.

Aún la información difundida no es certera en cuanto a la ligazón del crimen de Kaganzky con su labor investigativa en esta materia. Sin embargo disociar ambos hechos resulta un tanto difícil, visto los alcances geopolíticos que tiene el desarrollo del antídoto para la pandemia que en 2020 cambió al mundo entero.






Temas relacionados

Covid-19   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Rusia   /   Vladímir Putin   /   Salud   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO