Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA MACHISTA

‘Equis y corazones’: control no es amor, es violencia

El Corte Inglés ha tenido que retirar uno de sus cortos de San Valentín ante la acusación de naturalizar una situación de violencia machista. El título del corto hace referencia a Tinder y a su mecanismo para rechazar o hablar con alguien.

Verónica Landa

Barcelona | @lierolaliero

Miércoles 10 de febrero de 2016 | 21:10

Se acerca el Día de San Valentín y, como es costumbre, abundan cientos de anuncios en los que las marcas venden su producto como el regalo perfecto. Cada cual intenta ser el más original y se intentan adaptar a los tiempos que corren, donde lo tecnológico reina nuestras vidas.
El Corte Inglés ha lanzado una serie de cortos bajo el hastag #LaSuerteDeQuererte. Son varios los cortos que han realizado: una pareja que no sabe hacia dónde va su relación, una pareja gay, una pareja mayor…Pero la polémica ha saltado con ‘Equis o corazón’. ¿Qué tiene de especial? En los casi cinco minutos que dura, mezcla nuevas tecnologías y control sobre la pareja, lo que no es nada extraño que suceda, sobre todo entre parejas jóvenes.
La historia es la siguiente: dos jóvenes se conocen en ‘Tinder’ y en la cita que vemos, y que presuponemos que no es la primera, él pregunta si ella ha borrado su perfil de la aplicación, a lo que ella contesta que no. ¿Te sigues metiendo? ¿Hablas con alguien? ¿Sigues ligando con chicos?, pregunta él en una cita convertida en interrogatorio. Le reprocha que él ha dejado de tener conversaciones por privado, y de subir fotos sin camiseta a Instagram. ‘Lo he hecho por ti’, añade.
Pero va más allá. Saca su móvil y le detalla qué es lo que ella hace en las redes sociales. ‘Me meto y veo que le has dado ‘me gusta’ a 25 fotos, y son 25 fotos de tíos’. Ella se justifica diciendo que darle a ‘me gusta’ no es ligar.
Pero él sigue yendo más allá. Porque no tiene confianza en que ella no esté conociendo a otros en las redes sociales. Ellos se conocieron así, y ‘quién me dice a mí que no lo estás haciendo con cualquiera de ellos’.
Para él este control sobre su pareja se justifica con amor. ‘Me gusta mucho lo que estoy sintiendo por ti. Estoy pensando regalarte algo por San Valentín y tengo miedo de quedar como un tonto’
Al final del corto el chico se levanta porque él quiere una relación más estable y ella quiere ir poco a poco. Ella sale a buscarle y acaba diciendo que controlará más los ‘likes’.
Desde que El Corte Inglés lanzase el corto, no han dejado de recibir críticas por usuarios y usuarias de Twitter que les acusan de legitimar la violencia machista. Además, animan a denunciar el corto a través de la página del Instituto de la Mujer, que tiene una sección especial para presentar quejas al Observatorio de la Imagen de las Mujeres. No olvidemos que El Corte Inglés no es la primera vez que es acusado de machista. El año pasado hubo una gran campaña en su contra por poner a la venta unas camisetas para niños y niñas donde se podía leer “inteligente como papá” y “guapa como mamá”, respectivamente. Tampoco se libra de acusaciones por homófobos ya que tuvieron a la venta libros como ‘Quiero dejar de ser homosexual’, ‘Cómo prevenir la homosexualidad’ o ‘La confusión de género en la infancia’.
En el corto no hay ni un grito, ni un manotazo en la mesa. No hay violencia física. Pero la violencia machista está ahí. Difícil de detectar, y en esa dificultad está el peligro. Miles de mujeres no reconocen que sufren o han sufrido violencia machista por parte de sus parejas. Muchas adolescentes solo identifican la violencia física como violencia machista, y muchas de ellas ven normal que sus parejas les controlen. La punta del iceberg de la violencia machista es la física, y su máxima expresión es el asesinato de mujeres. Pero por debajo hay decenas de violencias que se nos venden como normales en la pareja, como por ejemplo el control, la pérdida de privacidad o los celos. No es amor, se llama violencia machista y tenemos que luchar contra ella, en todas sus expresiones.






Temas relacionados

Violencia machista   /   Violencia de género   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO