11D

FMI: la deuda es con los chicos y chicas ¡Todos a la plaza de Mayo!

El FMI tiene una larga historia de ajuste en la educación pública. La pobreza infantil afecta a casi 6 millones de niños de 14 años. Sindicatos como CTERA y UTE tienen que romper su subordinación al gobierno, convocar asambleas para votar un plan de lucha para defender los intereses de las familias trabajadoras y enfrentar el ajuste en curso. Este 11 de diciembre la Izquierda y sectores combativos marchamos a Plaza de Mayo bajo la consigna ¡Plata para educación no para la deuda! y para que esta crisis la paguen los que la generaron.

Ivana Otero

Secretaria de Cultura - Ademys

Miércoles 1ro de diciembre de 2021 | 09:03

Alberto Fernández prometió en campaña empezar por los últimos, para llegar a todos. Pero se quitó la doble indemnización y se avanzará contra la ley que prohíbe despedir. Estas serán nuevas familias de la escuela despedidas que no podrán llevar un plato de comida ni comprar los útiles. Se ajusta a los monotributistas; el gobierno derogará la Ley de Alquileres con lo que cuesta alquilar; y se ataca a las familias que pueden con mucho esfuerzo, pagar un viaje al exterior para vacacionar, quitando las cuotas de las tarjetas. Nunca se afecta a los poderosos del campo y las patronales de la industria.

Mientras estas medidas suceden, Juan Manzur, el flamante Jefe de Gabinete anti derechos y quien garantizó votar la reforma previsional de Macri allá por el 2017, dijo en una reunión organizada por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción ante los principales empresarios del país: “Vamos a buscar por todos los medios un acuerdo con el FMI”.

Los planes de ajuste que negocia el FMI con los gobiernos de los países deudores recaen sobre las espaldas del pueblo trabajador. Tenemos que enfrentarla.

¿En qué influye el FMI en la educación?

Podríamos decir a modo de esquema, que el acuerdo con el FMI trajo cuatro momentos muy difíciles para la educación en Argentina:

1. Un primer momento fue en los 90. De la mano del Banco Mundial, el FMI impulsó en el país la reforma antieducativa. Hablamos de la Ley Federal de Educación sancionada bajo el menemato en el año 1993. También en el año 1995, la Ley de Educación Superior (LES), que produjo otro golpe profundo sobre el sistema educativo, y que logró imponerse derrotando la rebelión universitaria. La clave fue descentralizar financieramente y que cada provincia se arregle, y tener un ministerio nacional sin escuelas, ajustar salarios y presupuestos. Todos conocemos algo de la historia de la Carpa Blanca y las luchas provinciales.

2. Dicha Carpa Blanca, fue levantada por la conducción de CTERA para llamar a la votar a la Alianza. Y acá arranca un segundo momento, bajo el gobierno de la Rúa, que también estuvo ligado al FMI. El presupuesto educativo fue de ajuste. Recordemos que el 20 de marzo de 2001, luego de anunciar un ajuste brutal sobre la educación pública, lo que provocó una gigantesca respuesta del movimiento estudiantil, renunció López Murphy (hoy diputado de Cambiemos) profundizando la crisis del gobierno de De la Rúa. El final ya lo conocemos todos y todas.

3. Un tercer momento fue el kirchnerismo, con la ley Nacional de Educación sancionada en 2006. La misma significó el rescate y continuidad respecto de la ley Federal. El pago de intereses también fue mayor a la inversión en educación y salud en cuatro de los 12 años que duraron los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Bajo sus gobiernos, se pagaron 216 mil millones de dólares en concepto de capitales e intereses de deuda, y no cumplieron su meta del financiamiento educativo. Como confesó Cristina Fernández en sus cartas de estos meses, fueron verdaderos “pagadores seriales”.

4. Un cuarto momento. Los duros 4 años de macrismo y la asesoría del FMI dieron como resultado una disminución del 35% en el presupuesto educativo, una profunda deserción estudiantil, salarios a la baja. Con el libreto del FMI el macrismo puso en pie la “secundaria del futuro” para que los y las pibas vayan a laburar al McDonalds. Se aprobó el proyecto de la Unicaba para avanzar con la desaparición de los profesorados. El macrismo significó un duro y constante ataque a la educación pública en todos sus niveles.

¿Dónde estamos y qué continúa?

Como dice Nano Balbo, discípulo de Paulo Freire, maestro y militante en los ´70, detenido-desaparecido: “Las políticas educativas se vienen prolongando más allá de los maquillajes. La cuestión de fondo sigue siendo la misma: el neoliberalismo que empezó con la dictadura y que todavía sobrevive, dio vuelta la ecuación fundamental de la educación. Entonces los maestros hoy tienen que andar administrando la escuela, el comedor y pedagógicamente se distribuye lo mismo entre desiguales. Y esto es profundamente injusto.”

Lo que se profundiza, gobierno tras gobierno, es una mayor dualización del sistema educativo (o los sistemas) con un sector público cada vez más degradado y un sector privado donde concurren los hijos de los sectores más acomodados de la población (y franjas de los trabajadores con mejores salarios). Y esta dualización se corresponde con la política de “reformas” a nivel internacional en las que se busca que la escuela pública quede como una suerte de “depósito de pobres”, con mínimo presupuesto y donde la escuela esté al servicio de la precarización laboral como ahora dice el Gerente de Toyota que atacó a la escuela secundaria y luego implementó una reforma laboral de hecho en su planta.

Para muestra, veamos el presupuesto del 2021 presentado en ese entonces por Nicolás Trotta a quien hemos enfrentado durante toda la pandemia, donde en materia educativa el ajuste es de un 12% según las propias proyecciones oficiales, por lo que en la realidad cuando termine el año y con la inflación real será aún peor. Esto es recorte en comedores, Notebook, construcción de escuelas, becas integrales, salarios docentes. La pandemia puso de relieve el estado de situación de la escuela pública y la falta de construcción en un estado de emergencia sanitaria que obligaba el distanciamiento social. Aún resuena la bronca del crimen social en Neuquén, tras la explosión de una escuela que llevó al fallecimiento de tres trabajadores de la educación.

El sábado 11 de Diciembre, todos a la Plaza de Mayo ¡Plata para educación no para la deuda!

Nuestro compromiso es con la lucha. El próximo 11 de diciembre protagonizaremos una masiva demostración en la Plaza de Mayo contra el acuerdo que promueve el gobierno con el FMI y que es apoyado sin fisuras por toda la oposición de derecha. Además del Frente de Izquierda Unidad quienes fueron convocantes y salimos tercera fuerza nacional en esta última elección, participaron son convocantes e integrantes a esta enorme movilización Libres del Sur y MULCS, Coordinadora por el Cambio Social y Coordinadora Basta de Falsas Soluciones, entre otros. También Diálogo 2000, Marabunta y varias organizaciones más que son parte de la Autoconvocatoria por la suspensión del pago e investigación de la deuda. Entre las organizaciones sociales y piqueteras independientes estuvieron Barrios de Pie, el Polo Obrero, Movimiento Teresa Vive y el MTR. También compañeros del Nuevo Mas, Convergencia Socialista, PSTU, Política Obrera, entre otros. Junto a importantes luchas de las y los trabajadores.

El sindicato Ademys convocó a participar, también de los SUTEBA multicolores; como así también de AGD-UBA, de la Juntas internas de ATE Inti y del Hospital Garrahan; integrantes de la conducción de CICOP (Profesionales de Salud PBA); la comisión interna del Hospital Italiano de CABA; de la gestión obrera de MadyGraf -que traía mandato de asamblea para sumarse a la convocatoria-; y de la fábrica de Fernet Branca que ya votó marchar.

De esta movilización y jornada de lucha participarán los nuevos diputados y diputadas nacionales del FITU como Myriam Bregman, Nicolás del Caño y Alejandro Vilca que vendrá desde Jujuy. Este año de Pandemia fueron quienes impulsaron la lucha por comida saludable y por vacantes en las escuelas públicas que dio fallos contra Larreta y Acuña, apoyamos con todo las tomas en Guernica, los Ceibos, la Villa 31 o la 21-24 haciendo importantes experiencias como la "Escuelita" de Guernica, donde dimos continuidad pedagógica a les niñes de la toma junto con una gran campaña para recolectar alimentos y ropa para las familias. Mostramos que esa unión entre docentes y familias puede surgir con fuerza, y es un enorme punto de apoyo para dar la pelea contra el régimen del FMI y el ajuste contra la educación que preparan.

Las organizaciones sindicales como UTE y CTERA y la CTA, deben romper con su subordinación al Gobierno Nacional y convocar a asambleas abiertas en todas las escuelas junto a las familias para discutir un plan de lucha contra el FMI. Los sindicatos tienen que estar a la altura de defender los derechos del pueblo trabajador, no pueden mirar para otro lado y decidir por nosotros ir a la Plaza de Alberto para pagar al FMI. La plaza es de los que luchan. Por eso este 11 nos movilizamos. Hay que romper con el FMI y pelear por que el dinero de esa deuda fraudulenta e ilegal que tomó Mauricio Macri vaya para nuestras escuelas, para salud, para vivienda y trabajo.






Temas relacionados

Menemismo   /   Nicolás Trotta   /   Frente de Izquierda y de Trabajadores - Unidad (FITU)   /   UTE-Ctera   /   Juan Manzur   /   Alberto Fernández   /   Ley de Educación Nacional (LEN)   /   Ademys   /   Alejandro Vilca   /   Mauricio Macri   /   Myriam Bregman   /   Nicolás del Caño   /   CTA   /   FMI   /   Educación   /   Mundo de [email protected] [email protected]   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO