Contra la proscripción

Ferrocarril Roca: “La gente se cansa, la Unión Ferroviaria se borró durante la pandemia”

Testimonios que surgen de una campaña contra la proscripción de la Lista Multicolor que avanza. Una buena noticia: empresa y Lista Verde retroceden ante reclamo de guardatrenes.

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Miércoles 27 de octubre | 21:00

Una cuadrilla de vía trabajando en 2020 durante el pico de la pandemia bajo la lluvia y en su día de franco. Muchos trabajadores reprochan que en esos momentos, la conducción verde de la Unión Ferroviaria nunca apareció.

En la línea Roca, nuevos ánimos corren por distintas vías entre trabajadores y trabajadoras: por un lado, la campaña contra la proscripción de la Lista Multicolor (que aglutina a la Bordó, Gris, Naranja, Turquesa y Púrpura, todas las agrupaciones opositoras a la conducción pedracista verde) está creciendo en apoyo pero también recoge opiniones y reclamos postergados que demuestran disconformidad con la dirigencia del sindicato. Por otra parte, porque un sector significativo –el de guardatrenes- obtuvo una importante respuesta a un reclamo que tuvieron que canalizar de manera autoconvocada ante la inacción de la UF, lo que luego motivó amenazas y burlas por parte de la plana mayor de la directiva gremial (verde).

Afiche elaborado por la agrupación ferroviaria Naranja denunciando la proscripción a la Lista Multicolor.
Afiche elaborado por la agrupación ferroviaria Naranja denunciando la proscripción a la Lista Multicolor.

Referentes de la agrupación Naranja (ferroviarios del PTS e independientes) están impulsando -junto a las demás agrupaciones- una volanteada y un petitorio en contra de la proscripción a la Lista Multicolor para las elecciones de la seccional Sud de la UF del 17/12 que por decisión de la Junta Electoral (manejada 100% por la Verde) determinó impedir la presentación de la oposición con argumentos arbitrarios de supuestas “falencias”, para ir a una elección de lista única que –si se consuma- constituiría un fraude absoluto. En esa lucha contra la proscripción, ferroviarios y ferroviarias de distintos lugares de trabajo van aportando argumentos que explican por qué el oficialismo verde está incómodo con la oposición: “Se olvidan de nosotros, en nuestro sector despidieron a muchos compañeros con retiros voluntarios truchos. Los engañaron diciéndoles que si se accidentaban seguido los iban a despedir sin indemnización, todo mentira… Y el gremio dejó pasar todo eso, no hizo nada”, plantean a coro compañeros de una cuadrilla de vía, que hacen el mantenimiento diario de rieles, durmientes y todo lo relacionado al ámbito por el que circula el tren. Es el trabajo más pesado: levantan a mano rieles y durmientes que pesan entre 100 y 70 kilos cada uno en una zona en la cual el acero de los rieles y las piedras (balasto en lenguaje ferroviario) eleva la temperatura de 5 a 10 grados. Si en el ambiente hace 35 grados de calor, en la vía puede subir a 45.

“Nuestro trabajo es insalubre, más vale que te vas a accidentar y te vas a romper la espalda”, agrega uno. “Es verdad, nosotros deberíamos trabajar 6 horas como los guardas y los maquinistas ¿Ellos porqué trabajan menos horas, se sabe?”, pregunta otro. Un compañero responde: “porque están en contacto permanente con la catenaria (sistema de alimentación de energía eléctrica, NdeR) que es cancerígena”. “¡Nosotros también estamos en contacto!”, exclaman por unanimidad. “Ustedes que siempre están en la lucha ¿no se podría hacer una campaña por 6 horas para nosotros?”, dirigen la inquietud a la militancia de la Naranja. Un compañero de la agrupación cuenta que también es candidato en las listas del Frente de Izquierda (FITU) y que la propuesta de reducir la jornada laboral a 6 horas es parte central de la campaña electoral, pero concuerda en que es cierto que también habría que empezar a organizar algo en concreto en el ferrocarril. Queda picando la inquietud. Varios fueron tercerizados y en el 2010 pasaron a planta permanente, también contra la cúpula del gremio que organizó una patota asesina que terminó con la vida de Mariano Ferreyra. Su lucha y el repudio social al asesinato permitieron ese ingreso a planta permanente y hoy son efectivos. Saben que se puede.

Autoconvocatoria de guardatrenes en Plaza Constitución en reclamo de recategorizaciones.
Autoconvocatoria de guardatrenes en Plaza Constitución en reclamo de recategorizaciones.

“La gente está cansada, el gremio se borró durante la pandemia”, comenta un compañero de un puesto fijo (brigadistas). “Te dejaban solo, vos tenías que venir todos los días, no te daban medidas de protección y el gremio ni aparecía, los delegados te decían y bueno para que nos resignemos”, completa. “Lo que les hicieron a los guardas también está mal, muchos de nosotros trabajamos sobre los trenes con los guardas en otro momento y tenemos buena relación con ellos ¿cómo les van a decir que lo único que hacen es cerrar puertas?”, agrega el compañero en referencia a las palabras de la directiva Karina Benemérito que se burló de los y las guardas, ofuscada porque organizaron un reclamo de manera autoconvocada. La burla y las amenazas de los directivos verdes (que encima el lunes hicieron un acto en Constitución en apoyo a Benemérito y contra el reclamo de los trabajadores, aunque cueste creerlo) encendieron más el malestar, que en algunos casos se transformó en bronca. “¿Así que Karina Benemérito nos trata de cierrapuertas? ¡Mirá vos qué dirigentes tenemos!”, se intercambiaban mensajes de WhatsApp entre guardas.

Ese ánimo empezó a impactar en la realidad: este miércoles la Unión Ferroviaria sacó un comunicado en el que anuncia que se otorgará el reclamo de los guardas, recategorizar como corresponde a quienes se desempeñaron en ese puesto en los momentos críticos de la pandemia. Son unos 60 trabajadores y aunque queda por resolver la situación de 8 de ellos que la empresa no los aceptaba con la excusa de un examen psicotécnico, es prácticamente un triunfo de un reclamo puntual y una derrota para la empresa y para la cúpula del gremio, que como primera reacción eligió enfrentar a los trabajadores y apoyar a la empresa.

La crisis que atraviesa la Verde, el efecto que tiene sobre esta burocracia la crisis del peronismo, y el ánimo que se está desarrollando en la base ferroviaria son el fundamento para profundizar la lucha contra la proscripción y por que se oficialice la Lista Multicolor, para que el descontento pueda canalizarse fortaleciendo a quienes luchan consecuentemente en el ferrocarril: la oposición combativa y de izquierda.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO