×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Decenas de miles de personas se movilizan el 1 de Mayo en todo el Estado español

En un 1º de Mayo marcado por la inflación, la devaluación salarial y el impacto de la guerra imperialista, manifestaciones del sindicalismo combativo, interseccional y de la burocracia sindical con representantes del gobierno, marcharon en ciudades de todo el Estado.

IzquierdaDiario.es

Lunes 2 de mayo
Facebook Twitter

Este 1º de Mayo viene marcado por la Guerra en Ucrania y sus consecuencias reaccionarias, que recaen sobre la clase trabajadora y los sectores populares de Ucrania, pero también sobre los del resto del mundo. La patronal, amparada por el Estado con gobiernos de derecha o que se dicen progresistas está descargando los costes sobre la clase trabajadora a base de devaluación salarial, subidas de precios, reformas laborales y precariedad.

Sin embargo, las manifestaciones de los sindicatos CCOO y UGT y otros sindicatos y partidos afines a la burocracia sindical, bajo el lema ’La Solución. Subir salarios, contener precios, más igualdad se han dedicado a aplaudir las medidas del gobierno. Ambas centrales sindicales "celebran los derechos recuperados" y Pepe Álvarez, secretario general de UGT, en la manifestación de Madrid declaraba que "no hay ningún Primero de Mayo con tantos derechos conquistados". Mientras tanto, una inflación del 9,8%, la más alta en 40 años, se come los salarios mientras los precios más básicos siguen subiendo.

En las convocatorias de CCOO y UGT estaban presentes los partidos en el Gobierno de PSOE-UP y sus representantes, como los ministros de consumo Alberto Garzón, en práctica inacción ante la escalada de precios como Ministro de Consumo, Pilar Alegría, continuando con reformas elitizadoras como Ministra de Educación o Yolanda Díaz, principal figura tras la nueva Reforma Laboral que celebró la patronal. Así, estas manifestaciones salían a refrendar la reformar laboral "por el mantenimiento y la estabilidad en el empleo".

El incumplimiento de la promesa de derogación de la reforma laboral de 2012 ha sido un punto de inflexión que dejó al desnudo el doble discurso “progresista” del Gobierno. La nueva reforma, pactada por la ministra de Trabajo Yolanda Díaz con la CEOE y las burocracias de CCOO y UGT, dejó intactos los aspectos más lesivos de las reformas anteriores mientras incluyó nuevos regalos para los empresarios, como la introducción del mecanismo Red, por el cual es la clase trabajadora la que paga las pérdidas empresariales de sectores en crisis y se salva el beneficio de los capitalistas. Si la medida ha sido festejada por la patronal es porque mantiene el actual modelo laboral precario y empobrecedor.

Sin embargo, hubo convocatorias del 1 de Mayo más allá de la celebración de acuerdos con el gobierno, como las del sindicalismo alternativo y las del 1 de Mayo interseccional y de clase. Esta fue convocada bajo el lema Consumir menos. Repartir todo. Vivir con dignidad, por los sindicatos CGT y CNT, junto con diversos colectivos antirracistas y organizaciones sociales, feminista, LGBTI y juveniles.

Algunas de las demandas que se recogieron fueron contra el fascismo, el racismo, por el cierre de los CIE, por la regularización de las personas en situación irregular, por la derogación de las Reformas Laborales o el reconocimiento de los trabajos del hogar, así como por la libertad sin cargos de las personas afectadas en casos represivos, como el de los 6 de Zaragoza.

También en el resto de manifestaciones del sindicalismo alternativo participaron los sindicatos COBAS, Alternativa Sindical de Clase, SAS, Solidaridad Obrera y la Plataforma Sindical E.M.T., junto a otras organizaciones sociales y políticas de izquierdas bajo el lema “Todo para la clase obrera”.

Incluso, la extrema derecha trató de sacar su propia contraconvocatoria del 1º de Mayo a través de VOX y su marca Solidaridad, con pequeños actos que intentaban provocar a las manifestaciones del 1º de Mayo y concentrando fuerzas en Cádiz. El sitio elegido no parece ser casual, la ciudad andaluza no sólo sufre desde hace décadas altas tasas de paro y precariedad, sino que fue el escenario recientemente de una histórica huelga del metal que fue reprimida por el gobierno PSOE-UP.

Es necesario combatir a la extrema derecha y su demagogia, lo que entre otras cosas, en este caso pasa por denunciar la actitud de estas burocracias sindicales y del gobierno PSOE-UP que no protege a las clases populares y por construir la auto organización y el poder de los trabajadores. Tan sólo desde un programa de independencia de clase se puede dar respuesta al crecimiento de la extrema derecha.

Un programa que recoja demandas como el aumento del salario mínimo y aumentos al nivel del IPC, que la inflación no se coma el salario; reducción de la jornada laboral sin reducción salarial: trabajar menos, para trabajar todos; una escala móvil de indexación automática de los salarios según el nivel general de los precios y el coste real de la vida; expropiación de las eléctricas y nacionalización de la banca; abajo las reformas laborales, basta de precariedad; peleando por unir por abajo lo que la burocracia divide por arriba, imponiendo el frente único para la lucha a los jefes de los sindicatos.

Por un 1º de mayo internacionalista, contra la guerra y el rearme imperialista: ¡que la crisis la paguen los capitalistas!


Facebook Twitter
Unidas Podemos se abre a negociar los nuevos Presupuestos pese al aumento del gasto militar

Unidas Podemos se abre a negociar los nuevos Presupuestos pese al aumento del gasto militar

Enrique Santiago y Alberto Cubero ¿Luchar por el socialismo bajo el gobierno imperialista del PSOE?

Enrique Santiago y Alberto Cubero ¿Luchar por el socialismo bajo el gobierno imperialista del PSOE?

Dimite el presidente del INE por discrepancias con el gobierno sobre los últimos datos económicos

Dimite el presidente del INE por discrepancias con el gobierno sobre los últimos datos económicos

Unidas Podemos se opone al pacto entre Sánchez y Biden mientras sustenta la política belicista del gobierno

Unidas Podemos se opone al pacto entre Sánchez y Biden mientras sustenta la política belicista del gobierno

Verano caliente en aeropuertos: 12 días de huelga en Ryanair, 9 en Easyjet y la lucha se extiende

Verano caliente en aeropuertos: 12 días de huelga en Ryanair, 9 en Easyjet y la lucha se extiende

Amazon: Una pandemia económica para las personas trabajadoras

Amazon: Una pandemia económica para las personas trabajadoras

El 29 de junio manifestación en Zaragoza: Más derechos laborales y sociales, menos gastos militares

El 29 de junio manifestación en Zaragoza: Más derechos laborales y sociales, menos gastos militares

Huelga del metal en Bizkaia: nueva pelea por subidas salariales

Huelga del metal en Bizkaia: nueva pelea por subidas salariales