Sociedad

Pandemia

Sin ley en el Congreso, el Gobierno nacional negocia nuevas restricciones con CABA y PBA

Este viernes por la tarde hubo una reunión entre el jefe de Gabinete nacional y sus pares de esos dos distritos. Este viernes podría haber un nuevo DNU que flexibilice parcialmente algunas medidas.

Jueves 10 de junio | 21:05

Este viernes el Gobierno nacional volvió a sentarse a negociar con sus pares de CABA y la Provincia de Buenos Aires. El objetivo es discutir un esquema de nuevas restricciones frente a la pandemia. Es que este viernes se vence formalmente el último DNU emitido por el Ejecutivo Nacional y es preciso continuar con medidas.

La reunión, que tuvo lugar en la Casa Rosada, confirma además la imposibilidad oficial de sacar una ley que le dé al Poder Ejecutivo prerrogativas para imponer determinadas restricciones a nivel nacional.

Te puede interesar: El oficialismo intenta avanzar con el proyecto de facultades especiales sin debatir medidas de fondo

Según la información que trascendió de la misma, existiría una visión común de reducir las restricciones a la movilidad establecidas en el último DNU. Donde no existiría consenso es en el carácter más concreto de esas medidas. Mientras el Ejecutivo porteño busca extender el horario de circulación hasta las 23 h, en la gestión bonaerense la única mayor flexibilidad a adoptar sería los fines de semana.

En la misma sintonía, el Gobierno de Larreta buscaría avanzar en un retorno de las clases presenciales mientras que Kicillof mantendría las limitaciones tal cual se encuentran hoy.

La discusión tiene como trasfondo una situación compleja en cuánto a los casos. Si bien los últimos días se registró una baja relativa en cuanto a la cantidad de contagios, el número de fallecimientos sigue siendo muy alto. Al mismo tiempo, si bien se registra un avance en la vacunación, la situación de muchísimos distritos se encuentra al borde del colapso en el sistema sanitario.

De conjunto, más allá de las medidas que se discutan y definan en las próximas horas, se hace evidente un manejo improvisado de la crisis surgida de la pandemia. En el terreno estrictamente sanitario, la crisis del sistema de salud nunca fue enfrentada seriamente. De eso da cuenta el limitado presupuesto para el área -que sufrió un recorte en el Presupuesto 2021- así como la situación salarial y laboral de cientos de miles de trabajadores y trabajadoras de la primera línea.

Te puede interesar: Carta de una vacunadora: “Nos denigran y nos amenazan con echarnos”

En el terreno social, las medidas de restricción de la movilidad no fueron acompañadas por soluciones de fondo para los millones de informales que se encuentran limitados para cumplir con sus tareas laborales. A pesar de los persistentes reclamos de muchos sectores, el Gobierno se viene negando a implementar medidas más extendidas como, por ejemplo, una nueva IFE. En este caso, más allá de las críticas y cruces puntuales que puedan existir al interior del oficialismo, no se cuestiona seriamente esta orientación.

Te puede interesar: El ajuste de Alberto y el rol del kirchnerismo: sobre realidad y doble discurso






Temas relacionados

Covid-19   /   Pandemia   /   Santiago Cafiero   /   Salud   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO